Palma de Oro para ‘Winter Sleep’, del director turco Nuri Bilge Ceylan. Sorprendentes premios a ‘Le Meraviglie’, ‘Mommy’, ‘Adieu au langage’ y Julianne Moore y justos para Bennett Miller y Timothy Spall.

El ‘glamour’ del Festival de Cannes queda reservado para la alfombra roja y las fiestas de las heterogéneas ‘celebrities’ que se acercan para ‘venderse’ antes las cámaras y los fotógrafos de todo el mundo. El programa de competición es otra cosa por más que el certamen haya abierto ligeramente la mano al cine más comercial estadounidense. Cannes tiene sus gustos, directores y filmografías con ‘copyright’ festivalero. Películas que pasan, posteriormente, a las salas de cine con un público cinéfilo tan selecto como reducido. Los festivales siguen funcionando así.

Nuri Bilge Ceylan cumple con estas premisas. El director turco es incluso un desconocido para quien visita Cannes en busca del famoso de turno. Sus seguidores aparecen dentro de los cines, no fuera. En Cannes se siente como en su hogar. Su carrera discurre en paralelo al certamen desde que presentara su primera obra, el cortometraje ‘Koza’, en 1995. Nuri Bilge Ceylan, con un cine pausado incomestible para el gran público, es uno de los hijos predilectos de Cannes.

Nuri Bilge Ceylan con el premio

Al turco le faltaba solo la Palma de Oro. Gran Premio del Jurado por ‘Lejano’ (2003), Premio de la Crítica por ‘Los climas’ (2006), Mejor Director por ‘Tres monos’ (2008) y otra vez Gran Premio del Jurado por ‘Érase una vez en Anatolia’ (2011). En una sección oficial cargada de viejos conocidos, Nuri Bilge Ceylan era desde el inicio uno de los favoritos. El jurado, presidido por la directora neozelandesa Jane Campion, lo sabía. Si ‘Winter Sleep’ era una película digna de premio, la Palma de Oro estaría muy cerca. Cuestión de tiempo.

El director turco se supera: más de tres horas en su producción con más diálogos, basada en relatos del dramaturgo ruso Antón Chéjov. Un intelectual se retira a la rural Capadocia para regentar un hotel rodeado de nieve. La película avanza entre largas y ‘trascendentales’ conversaciones con su joven y aburrida esposa, su hermana, su mejor amigo y los huéspedes del hotel. Cannes ha captado la reflexión de Nuri Bilge Ceylan sobre la soledad para premiar a ‘Winter Sleep’ con una Palma de Oro de hondo calado intelectual.

Hombre de pocas palabras, el director ha dedicado el premio a “la juventud turca (…). Estos chicos nos enseñaron mucho. Algunos se sacrificaron por nuestro futuro”. ‘Winter Sleep’, que incluso estaba planteada con una duración más extrema (cuatro horas y media), completó su jornada de gloria en Cannes con el premio de la crítica internacional (Fipresci). Éxito de uno de los hijos predilectos del Festival. Otra cosa será su futuro paso por los cines.

Imágenes de ‘Winter Sleep’

Timothy Spall - Mejor Actor

Timothy Spall – Mejor Actor

El palmarés ha repartido sorpresas y premios cantados. Nadie dudaba del reconocimiento a Timothy Spall como Mejor Actor por su mimética recreación del pintor romántico británico Joseph Mallord William Turner, maestro del paisaje y precursor del impresionismo, en ‘Mr. Turner’, de Mike Leigh. Talento en estado puro. Spall se ‘disculpó’ de Leigh. Hace dieciocho años, no pudo recoger junto con el director la Palma de Oro por ‘Secretos y mentiras’ porque estaba entonces luchando contra la leucemia.

Bennett Miller tampoco decepcionó. Premio al Mejor Director en su primera participación en Cannes con su tercera película: ‘Foxcatcher’. La inclusión de Miller en la competición oficial ya invitaba a pensar en un hueco en el palmarés en una edición con tan pocos nombres nuevos en la lucha por la Palma de Oro. Cannes ha querido relanzar aún más la carrera de uno de los directores actuales con mayor futuro tras saborear el éxito con ‘Capote’ (2005) y ‘Moneyball’ (2011).

El jurado sí ha sido, en cambio, innovador en otras categorías. Muy llamativa ha sido la elección de Julianne Moore como Mejor Actriz por su interpretación en ‘Maps to the stars’, de David Cronenberg. Moore convence como una neurótica artista en el mordaz retrato de Hollywood elaborado por Cronenberg. No obstante, todas las quinielas apuntaban a una soberbia Marion Cotillard en ‘Deux jours, une nuit’, de los hermanos Dardenne. Los directores belgas, fijos en Cannes, se marchan injustamente de vacío en esta edición.

Alice Rohrwacher - Gran Premio del Jurado

Alice Rohrwacher – Gran Premio del Jurado

Cuesta más entender los galardones a ‘Le Meraviglie’, segunda película de la directora italiana Alice Rohrwacher, que ha recibido el Gran Premio del Jurado. Otro drama rural, como ‘Winter Sleep’, ambientado en una familia italiana con cuatro hijas en la década de los ochenta. El Festival tuvo que llamar de urgencia a Rohrwacher, que ya se había marchado a Italia, para recoger un inesperado premio con un regalo extra. Sophia Loren, una de las homenajeadas este año en Cannes, fue la encargada de entregarlo.

El palmarés, que sí ha aplaudido con justicia a la cinta rusa ‘Leviathan’ (Andrey Zvyagintsev) como Mejor Guion, se cierra con un extraño Premio del Jurado ex aequo para el director más novel (Xavier Dolan por ‘Mommy’) y veterano (Jean-Luc Godard por ‘Adieu au langage’) de la sección oficial. Dolan (25 años) y Godard (83 años), unidos por la transgresión. El encanto de ‘Mommy’ radica en el formato vertical elegido por el realizador franco-canadiense. Godard, el maestro del cine experimental por excelencia, no ofrece nada en ‘Adieu au langage’ que no hayamos visto antes en su cine. La única novedad se ciñe al uso del 3D. Cannes necesitaba congraciarse con el alma de la Nouvelle Vague, al que nunca había premiado.

La frialdad que desprende ‘Winter Sleep’, desde su título a sus imágenes de una congelada Capadocia y sus lentos e interminables diálogos, es el perfecto epílogo para una deslucida edición de Cannes. No convenció el biopic sobre Grace Kelly, que inauguró el certamen. No apareció ninguna obra maestra en la sección oficial. Solo atronaron Abel Ferrara y Gérard Depardieu, despedazando a Dominique Strauss-Kahn en ‘Welcome to New York’ (estrenada fuera del Festival), los tanques de la ruidosa presentación mundial de ‘Los mercenarios 3’ y el recuerdo de tiempos más amenos con Quentin Tarantino, Uma Thurman y John Travolta veinte años después de ganar la Palma de Oro en Cannes.

Cannes premió a uno de sus hijos predilectos, pero se olvidó de organizar una edición a la altura del certamen de cine más importante del mundo. Pocos se acordarán del Festival 2014, que tuvo un mínimo gesto con el cine español: mención especial del jurado ecuménico para ‘Hermosa juventud’, de Jaime Rosales. Cannes clama una renovación en el listado de los directores que un año sí y otro también presentan sus ampulosas y pretenciosas producciones en La Croisette. Aire fresco en una sección oficial anclada en el pasado y sus filias.

Palmarés 67ª edición de la Sección Oficial de Cannes:

Palma de Oro: ‘Winter Sleep’ (Nuri Bilge Ceylan)

Gran Premio del Jurado: ‘Le Meraviglie’ (Alice Rohrwacher)

Premio del Jurado (ex aequo): ‘Mommy’ (Xavier Dolan) y ‘Adieu au langage’ (Jean-Luc Godard)

Mejor Dirección: Bennett Miller (‘Foxcatcher’)

Mejor Interpretación Masculina: Timothy Spall por ‘Mr. Turner’

Mejor Interpretación Femenina: Julianne Moore por ‘Maps to the stars’

Mejor Guion: Andrey Zvyagintsev y Oleg Negin por ‘Leviathan’

Palma de Oro (cortometrajes): ‘Leidi’ (Simón Mesa Soto)

Mención especial (cortometrajes): ‘Aïssa’ (Clément Trehin-Lalanne) y ‘Ja vi elsker’ (‘Yes we love’) (Hallvar Witzo)

Fipresci (crítica): ‘Winter Sleep’ (Nuri Bilge Ceylan)

Cámara de Oro (Mejor Primera Película): ‘Party girl’ (Marie Amachoukeli-Barsacq, Claire Burger y Samuel Theis)

Palmarés Sección ‘Un Certain Regard’:

Premio Un Certain Regard: ‘White god’ (Kornél Mundruczó)

Premio del Jurado: ‘Turist’ (Ruben Östlund)

Premio Especial: ‘The salt of the earth’ (Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado)

Premio especial al mejor reparto: ‘Party Girl’

Premio de interpretación: David Gulpilil por ‘Charlie’s Country’

Fipresci: ‘Jauja’ (Lisandro Alonso)

 Palmarés Jurado Ecuménico:

Premio del Jurado Ecuménico: ‘Timbuktu’ (Abderrahmane Sissako)

Mención especial del Jurado Ecuménico: ‘Hermosa juventud’ (Jaime Rosales) y ‘The salt of the earth’ (Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado)