DCode 2014 amplía su cartel para la edición de este año con Beck, Chvrches, Wild Beasts y Digitalism, la primera gran ampliación para el maratón del próximo 13 de septiembre en el Campus de la Universidad Complutense.

Los cuatro se suman a los ya confirmados Vetusta Morla, Jake Bugg, Bombay Bicycle Club, Russian Red, Wild Beasts, y Anna Calvi. Beck es uno de los revitalizadores del folk mestizo en los años 90, su mejor época internacional gracias a discos como ‘Odelay’ (1996) o ‘Mutations’ (1998). Aprovechará el festival para presentar su nuevo álbum, ‘Morning Phase’, donde mantiene su estilo ecléctico y personal que le deja en la tierra de nadie de los mezcladores, desde el rock al folk, blues, country, rock, pop, soul, funk, psicodelia o jazz. Todo en uno.

Los escoceses Chvrches subirán al escenario ‘The Bones Of What You Believe’ (2014), en el que destacan éxitos como ‘The Mother We Share’, ‘Gun’, ‘Recover’ o ‘We Sink’. Esta actuación será la primera de la banda en la capital española. Wild Beasts, también en plan promoción, presentarán ‘Present Tense’ (2014), del que destacan las canciones ‘Wanderlust’ y ‘A Simple Beautiful Truth’; los cuartos añadidos, los dj alemanes Digitalism, son autores de ‘2 Hearts’, ‘Circles’, ‘Blitz’ o ‘Wolves’.

DCode 2014 bis 2

Pero el DCode no es el único festival de este verano, tiempo y tierra de este tipo de eventos que son ya tan habituales como los bolos de verano. Son la gran época de los conciertos en directo, fuera de las salas, y en muchos casos en lugares cercanos a sitios turísticos. Por ejemplo el Sónar en Barcelona, que ya ha adelantado su primera tanda de confirmaciones: Massive Attack, Richie Hawtin, Plastikman, Caribou, Woodkid, Bonobo, Four Tet, Moderat, Jon Hopkins, I Am Legion, Gesaffelstein, James Holden, Oneohtrix Point Never, Matmos, Evian Christ, Happa, Jessy Lanza, Nisennenmondai, Clipping., Downliners Sekt, Copeland, Majical Cloudz, Balago, Desert y Pau Roca. A todos ellos se les ha unido Chic, Neneh Cherry, Lykke Li, Robyn, Todd Terje y Trentemoller entre los escandinavos. Tendrá lugar los días 12, 13 y 14 de junio. También en junio estará el Azkena Rock (sobre estas líneas el cartel de este año) ya tiene fechas. La decimotercera edición del festival se celebrará el 20 y 21 de junio en el recinto Mendizabala de Vitoria-Gasteiz. Los abonos se podrán adquirir a partir del próximo lunes 20 de enero (56€ + gastos).

El Bilbao BBK Live (en Kobetamendi), del 10 al 12 de julio, ya confirmó a Phoenix, The Lumineers, Los Enemigos, El Columpio Asesino, Dorian, The 1975 y Elliott Brood, The Black Keys, Imagine Dragons, MGMT, White Lies y John Talabot DJ. A ellos se les ha unido Crystal Fighters, Belako, Izal, Chet Faker, Shaka Ponk Y La M.O.D.A.: Abono Bilbao BBK Live 2014: 85 € más gastos. El Low Festival (25, 26 y 27 de julio) en Benidorm tiene nuevas confirmaciones de grupos: PAUS, Editors, Xoel López y Efree, que se unen a The Hives, Los Campesinos!, Ivan Ferreiro, Niños Mutantes, Second, Sidonie, Corizonas, León Benavente, Belako y The Free Fall Band o Izal. Precio por un abono de tres días, 45 euros, mientras que el abono VIP es de 75 euros.

Ya en agosto aparecen más festivales, como el Arenal Sound con productos de los años 90 como Placebo y Biffy Clyro que se unen en el mismo póster de anuncio con bandas mucho más jóvenes pero con la misma raíz como Die Antwoord, Azealia Banks y muchos otros, como Bastillle y Mando Diao. Será en Castellón (Burriana), del 31 de julio al 3 de agosto y que celebra su quinto aniversario, marcado por el rock alternativo y como una opción más entre festivales más grandes y con más historia como el FIB o el BBK Live de Bilbao. Las entradas con camping Arenal y los abonos VIP están agotados. Las entradas disponibles pueden adquirirse desde 57,50 euros hasta el 5 de abril o fin de existencias, sólo en la web www.arenalsound.com o a través de Ticketea

La última de las incorporaciones fue hace unos días Biffy Clyro, que pasará por el escenario con su último disco, ‘Opposites’, que llegó al número 1 de las listas internacionales. Los escoceses aparecieron en escena en 1995 con Simon Neil (guitarra, voz), y los hermanos James Johnston (bajo, voces) y Ben Johnston (batería, voces). No fue hasta 2007 cuando realmente despegaron, en parte gracias a ‘Puzzle’, su cuarto álbum y que fue disco de oro en Reino Unido. Su campo de trabajo ha sido sobre todo la isla y algunos festivales continentales.

Pero es el FIB el que más ha tirado de grandes nombres. Intenta volver a la normalidad como puede y lo hace este años con Kasabian, Manic Street Preachers y The Charlatans, los primeros confirmados. Después del amago de infarto organizativo del año pasado (con retrasos, amenaza de suspensión en ciernes y aumento de accionariado y venta parcial como corolario del caos) el FIB quiere regresar para ser el gran referente. De momento ya ha confirmado la presencia de los británicos Kasabian como cabezas de cartel, a los que se añaden Manic Street Preachers y The Charlatans. Porque hay que vender euforia, esperanza, ilusión y mercadeo.

Casabian shoot 2011

Kasabian

 

Y sobre todo hay que colocarle en la cabeza el FIB (del 17 al 20 de julio, a 120 euros el abono de 4 días) a los verdaderos destinatarios actuales, que viven allende los Pirineos y más concretamente del Canal de la Mancha. Los fibers españoles estarán, por supuesto, pero ya no es un festival ibérico, es más europeo, abierto y está en manos de organizadores anglosajones que venden paquetes turísticos de festival más sol y playa como si fuera a acabarse el mundo en septiembre.

Por otro lado están festivales como el Sonorama (del 13 al 16 de agosto en Aranda de Duero) y el más grande y ambicioso Primavera Sound, donde los grandes nombres del segundo se mezclan con una auténtica bizarrada como es contratar a Raphael (sí, él) como cabeza de cartel, que no encaja con el estilo o el programa ni siendo una voluntariosa ameba. Por un lado el Sonorama se descuelga con una operación de márketing, porque el movimiento publicitario de los organizadores del festival indie burgalés es un órdago a tener en cuenta, mientras que el Primavera Sound da el campanazo combinando mitos de los 90 con lo mejor que se puede tener en una España doblada por la crisis.