George Clooney regresa a los años 40 y a la guerra que cambió el mundo para adaptar una historia poco conocida, la de los soldados que salvaron el patrimonio artístico europeo de los nazis.

FOTOS ANTIGUAS: The Monument Men Foundation

Nueva conexión para alimentar el cine bélico preferido de millones de espectadores, el de los fanáticos de todo lo que tenga que ver con la Segunda Guerra Mundial. La nueva ligazón la forman George Clooney y Robert M. Edsel, un multimillonario del petróleo que ha levantado con tesón, investigación y voluntad un libro y una fundación sobre el especial destacamento de los Aliados cuya labor era salvar las obras de arte europeas robadas por los nazis, recuperarlas para evitar que las usaran como inversión o fueran destruidas. Eran los llamados The Monument Men, formados por oficiales y soldados americanos, británicos, franceses o rusos. El proyecto, que dirigirá Clooney, no vería la luz hasta el año que viene, y es la enésima incursión del cine en uno de sus géneros favoritos y que mejores filmes ha dado al cine.

La fundación de Edsel, Monuments Men Foundation for the Preservation of Art, recibió en 2007 la medalla nacional de Humanidades de Estados Unidos. Además es coproductor de ‘The Rape of Europa’, un documental ganador de varios premios sobre el expolio nazi. Y su motivación fueron los desmanes que cometió el Ejército de EEUU durante la guerra de Irak, saqueo de obras de arte antiguas incluido. Esa decepción del millonario con su país le empujó a dar un ejemplo de virtud americana con una historia que conocía y que explotó a máximo.

 

Tropas aliadas cuando salvaron ‘La dama del Armiño’

Dos miembros de los Monument Men con uno de los retratos de Rembrandt rescatados 

 

Clooney se une al guionista y productor Grant Helsov para el proyecto donde todavía no hay mucha información sobre los posibles nombres que pueden integrar el reparto. De momento, se da por seguro que Clooney participará como actor, además de productor, co-guionista y director. La historia se centra en el escenario post Normandía, durante los últimos once meses de la Segunda Guerra Mundial y se centra en un selecto grupo de historiadores, directores de museos y expertos en arte, británicos y norteamericanos, que tienen que recuperar las obras de arte robadas por los nazis. Sony Pictures distribuirá la película aunque de momento no hay fechas para el inicio del rodaje ni para el estreno.

“Una brigada que ni empuñaba ametralladoras, ni pilotaba tanques; individuos que no eran hombres de Estado; hombres que no solo supieron prever la grave amenaza que pesaba sobre los mayores hitos culturales y artísticos de la civilización, sino que acudieron al frente para intentar evitarla”, según explica Robert M. Edsel en ‘The monuments men’ (Destino), el libro que lo resume todo y recientemente publicado en España, donde el tema ya era también conocido pero no había mucha bibliografía en español sobre este desconocido grupo militar.

 

Clooney, Edsel y Heslov 

En el libro queda claro el motivo de los nazis para robar más de cinco millones de obras de arte: trasladarlos a los territorios del Tercer Reich para conformar el Führermuseum de Linz, el mayor, el más espectacular y más amplio que soñaba construir Hitler en su ciudad natal y que debía custodiar las obras maestras de la historia del arte. Pero también los robos tenían como objetivo nutrir las colecciones particulares de otros “amantes del arte ajeno” como Goering. Y si perdían la guerra ya había una misión más: destruirlas en la consabida política de tierra quemada nazi.