David Sánchez es un autor diferente, prolífico y con un estilo muy particular fácil de visualizar pero que esconde una argumentación mucho más profunda y psicológica que le hace único.