‘El Bar’ se puede definir como un regreso al salvajismo cómico de Álex de la Iglesia, el mismo que supuraba en ‘La comunidad’, una de sus mejores películas. Se estrena en marzo de 2017 y de nuevo tira de ese recurso de repartos corales.

De la Iglesia los maneja a la perfección: fue una de las claves de ‘La comunidad’, y la principal característica de la anterior película, ‘Mi gran noche’. Suele darle muy buenos resultados, y a pesar de que se centre en un par de personajes el elemento “corifeo” al viejo estilo griego está siempre presente. Es una de sus señas de identidad y por la que ha sido galardonado y reconocido más de una vez en taquilla y en premios.

Producida por Pokeepsie Films y Nadie es Perfecto, con la colaboración de Atresmedia Cine y la coproducción de Pampa Films, ‘El Bar’ acumula viejos conocidos del director vasco como Mario Casas, Terele Pávez y Secun de la Rosa con otros reclutados con ‘Mi gran noche’ o nuevos como Blanca Suárez, Jaime Ordóñez, Carmen Machi, Joaquín Climent, Alejandro Awada, Jordi Aguilar, Diego Braguinsky y Mamen García.

El argumento lo construyen De la Iglesia con la colaboración de Jorge Guerricaechevarría a partir de una simple idea: un bar en Madrid a las 9 de la mañana, lleno de un grupo de personas muy diferentes. Cualquiera que se haya tomado un café matutino sabe qué tipo de gente pulula por un sitio así a hora temprana, desayunando antes de entrar en el trabajo, quien lo tenga. Cuando uno de ellos sale por la puerta recibe un disparo en la cabeza, y nadie le ayuda. A partir de ahí entra una vorágine de sucesos que encadena a cada uno de ellos.