El cine británico se ha sacado de la manga otra de las genialidades del festi­val: ‘Attack the Block’.

Quien haya visto esa pieza de reloje­ría inglesa que es ‘Zombie par­ty’ verá muchas similitudes: humor inglés, sátira social y un fino toque de comedia de ciencia-ficción que ayuda a que sea una de las promesas del año. La película lleva la fir­ma de Joe Cornish, guionista del ramo que tiene en su ha­ber ‘Las aventuras de Tintín’ y ‘Scott Pilgrim’: narra cómo los habitantes de un bloque de viviendas del pobre ex­trarradio de una gran ciudad inglesa se rebelan contra los alienígenas que han ocupado la zona, y entre ellos hay des­de jubilados a adolescentes marginados. ‘Attack the block’ llega hoy a las salas española. Ha logrado un decente dato de 3,5 millones de libras en Reino Unido, y 747.000 euros en EEUU con apenas 100 copias.

La frase de Joe Cornish lo dice todo: “El precepto detrás de ‘Attack the block’ fue mezclar estos dos conceptos (realismo y fantasía) y conseguir algo como lo que Frank Marshall o Robert Zemeckis o el propio Spielberg hacían en los años ochenta con películas como ‘Los goonies’, donde se mezclaba realismo y fantasía con grandes resultados. Como si Mike Leigh se encontrara con James Cameron y decidieran hacer una película juntos”.