No es un cierre, pero sí que lo es; no es para clausurar un rincón de la ciencia, es para moverlo, para reformarlo… pero lo cierto es que el Museo de la Ciencia CosmoCaixa de Alcobendas, creación de la Fundación La Caixa, cerrará sus puertas el próximo 31 de agosto. 

La Obra Social la Caixa ha decidido cerrar este verano el centro y “reorientar” su programa ‘Ciencia en Sociedad’ en Madrid para “incrementar su impacto y número de beneficiarios”, ha explicado la Fundación en un comunicado. La institución ha negado que los 23 empleados vayan a ser despedidos, sólo “reubicados” en otras zonas para que el nuevo programa sea operativo. Esto supone la deslocalización de todas las acciones de divulgación científica que asumía el centro. El nuevo programa es “multicanal” y quiere “acercar las diferentes disciplinas del conocimiento científico a todos los rincones de la comunidad y con un objetivo de mayor eficiencia”. El edificio en el que estaba ubicado el museo de la ciencia es propiedad del Ayuntamiento de Alcobendas.

Suena a nuevo recorte, al menos en apariencia. La idea de la Caixa parece ser la diversificación pero al no existir un centro unificado va a ser difícil entender cómo lo van a hacer más allá de la actividad en internet. La Caixa considera que el CosmoCaixa de Alcobendas “ha cumplido una destacada función como punto de encuentro entre el conocimiento científico y la ciudadanía con la interactividad y el carácter pedagógico como señas de identidad”.

El cierre supone un golpe para Alcobendas, localidad que no tiene demasiadas vías de expresión cultural con Madrid tan cerca absorbiendo todo el poder de convocatoria. El alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, ha calificado de “mala noticia para la ciudad” el cierre del Museo de la Ciencia CosmoCaixa, que enmarcó en la “concentración de esfuerzos que tantas empresas están haciendo”.