Editorial con nombre que suena a juego, Sins Entido, y una novela gráfica que se sale de lo común por su introspección psicológica, ‘El paréntesis’, de Élodie Durand. Historia autobiográfica de la autora que sufrió siendo joven una enfermedad neurológica que le producía una amnesia progresiva, pero no terminal. A través de los dibujos hechos con posterioridad a medida de la historia y utilizando también algunos dibujos bosquejados por la autora durante la propia enfermedad, crea un gran plano de vida en el que el lector se da de bruces con la angustia e impotencia del enfermo frente a algo así. Una novela gráfica que tiene mucho de exorcismo personal para sacudirse el mal de encima.

Élodie Durand describe la peregrinación entre médicos, hospitales, opiniones que nunca llevaban a ningún lado, tratamientos a veces muy dolorosos… y el gran vacío que deja una cabeza sin memoria, sin recuerdos, donde no es que todo sea nuevo cada día, sino que todo es más oscuro amanecer tras amanecer. Una lectura fácil pero triste, y que sirve para mostrar cómo la enfermedad puede destruir al ser humano. Aunque siempre queda la idea de que la autora lo superó.