La maldición de los tintinólogos de no poder disfrutar de material nuevo de su amado Hergé ya tiene fecha de caducidad para evitar que los herederos pierdan el control de los derechos de propiedad: en 2052. 

El capitalismo unido al ferreo y muy criticado control que ejercen la sociedad Moulinsart heredera de la propiedad intelectual de Tintín y de la editorial Casterman, que posee los derechos de publicación y distribución. Esa es la razón poderosa para que se publiquen nuevas aventuras de Tintín y así prolongar el control. Pero eso sí, muchos de los que lean esta noticia puede que no vivan para contarlo: será en 2052. Todo con tal de evitar que el célebre personaje pase a ser de dominio público al cumplirse los 70 años de la muerte del dibujante.

La noticia ha levantado polvareda por muchas razones: por negarle la posibilidad al mundo de poder desarrollar al personaje, por la furia de los tintinólogos que han tenido que cerrar webs, blogs y enfrentarse a denuncias o condiciones draconianas a la hora de reproducir material de alguna forma, aunque sea para darles publicidad, y por una maniobra que es muy “rastrera” según más de un forero tintinólogo.

 

Dibujo de ‘Tintín y los Pícaros’, el último volumen de Hergé en vida

Ha sido la propia editorial Casterman la que ha anunciado la decisión a la prensa belga, muy interesada en saber si finalmente Tintín pasará a ser patrimonio universal. La razón final la ha dado Nick Rodwell, director de Moulinsart, sociedad creada para personificar los derechos y voluntades de Hergé, que dejó sin terminar un álbum (‘Tintín y el Arte-Alfa’, publicado en forma de bocetos y notas) y una orden: que nadie hiciera más volúmenes de Tintín a su muerte. “Hergé no quería que otros crearan nuevas historias del personaje después que él, pero lanzaremos una novedad un año antes de que la obra caiga en dominio público”.

La fecha se cumple en 2052, momento a partir del cual cualquiera podría publicar material de Tintín, imitándole o remodelándolo. Con tanto tiempo de ventaja no se sabe todavía quién será el dibujante o quién el guionista que dará vida de nuevo a Tintín, pero desde Casterman indicaron que “podría tratarse tanto de historietas, novelas o dibujos animados de Tintín” como algún tipo de aventura protagonizada por uno de los personajes secundarios. Por ejemplo el capitán Haddock antes de conocer a Tintín, o alguno de los secundarios de lujo ocasionales que se acumularon durante tantos años de aventuras. No hay que olvida que el último volumen original terminado data de 1976, cuando se publicó ‘Tintín y los Pícaros’. La editorial sí que ha avanzado que en 2014 se publicará una edición de lujo especial de ‘Los cigarros del faraón’ para conmemorar los 80 años de presencia del periodista del flequillo imposible en el catálogo.

 

Imagen de la película de Tintín realizada por Steven Spielberg y Peter Jackson, lo último          producido sobre el personaje