Poco le queda a la industria discográfica por inventar o explotar por sobrevivir bajo la incesante marea de la era de internet, pero los New Music Fridays son el último clavo ardiendo: concentrar todas las novedades musicales a los viernes, en todo el mundo, desde el próximo 10 de julio, lo que es bueno para su difusión, su explotación y por crear el gusto por lo nuevo de los clientes. 

En un mundo donde descargar música o escucharla en streaming es todavía mas sencillo que ponerse unos zapatos y bajar a la calle hay que ser muy astuto para inventar. La industria de la música ya había experimentado antes con la fórmula de concentrar estrenos en las mismas fechas para reducir distracciones y también concentrar la atención de los medios y del público en unas fechas concretas. Pero ahora ya está instaurado: los New Music Fridays, por los que, desde el 10 de julio próximo, se publicarán y publicitarán todas las novedades. Así se pretende “reactivar la emoción por las novedades musicales y sincronizar las publicaciones en la era de la globalización”. En realidad no es nada original: en el sector del cine llevan años concentrando los estrenos entre el jueves y viernes de cada semana para así poder usar los fines de semana como vara de medir la taquilla.

El gancho es aglutinar, como un ataque por saturación. Todo lo nuevo estará disponible en todos los formatos, desde el físico al digital online. La marca New Music Fridays se convertirá a su vez en una etiqueta disponible en al menos diez idiomas, entre ellos el español, y los detalles de este cambio a los viernes podrán seguirse a través de la nueva página web que la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI) pone en marcha. Esta patronal agrupa a cerca de 1.300 discográficas de todo el mundo. Y arrancará desde este 10 de julio próximo.

Músicos, autores y empresas se pusieron de acuerdo para frenar la sangría de la piratería y de los canales en streaming que siguen sin pagar lo que unos y otros quieren y desean. La distribución se adapta y cambia las formas para poder buscar ganchos que consigan al menos atraer la atención hacia los canales de distribución oficiales. Cerca de 45 mercados mundiales tienen así una fecha con la que trabajar y plantearse los plazos a su manera. Ya nadie podrá jugar con las fechas: todos saldrán el mismo día (salvo el que vaya por su cuenta), lo que por un lado es más ecuánime pero por otro deja en manos de los que tengan mejor marketing la posibilidad de comerse el primer día de lanzamiento superando al resto.

En el caso de los portales digitales, los lanzamientos estarán disponibles para descarga o streaming a partir de las 00.01 horas de cada país. Los productores discográficos toman también la decisión porque el viernes es el día más propicio para el consumo de ocio y cultura, tal y como muestran los datos de los estudios realizados en un grupo de mercados con diferentes circunstancias (EEUU, España, Malasia, Suecia, Brasil…). Según esos informes de la IPFI, un 68% de los consultados veían el viernes como el día de fiesta y de consumo inicial de cara al fin de semana.