Primera obra de gran formato (66 páginas) de José Ángel Labari (Jali), ‘Plexiglás’, publicada años atrás pero que sigue siendo una pieza de autor digna de ser tenida en cuenta. Un tipo tímido y con una nevera por torso alquila una cama en la fábrica abandonada, lejos de la ciudad. Tendrá dos compañeros, un enterrador, con un váter por sombrero, un tanto listillo, y otro más del mismo gremio con la cabeza en un televisor, asocial y propenso a las frases lapidarias. ¿La chica? Una nueva vecina, que vive en una caravana, un precipicio que desaparece por las noches les separa. Jali tiene su propio universo fuera de lo normal, una irrealidad completa y poblada de personajes grotescos llenos de humanidad. No es fácil de digerir: un tipo de cómic que no es ni de largo de consumo masivo. Un álbum que seguro que gustará a los fans de Gorey, de Charles Addams y del discípulo más famoso de ambos: o sea, Tim Burton. Jali ha sido Premio Junceda de la Asociación de Ilustradores de Cataluña y ‘Plexiglás’ logró la nominación a la mejor obra española en el Salón del Cómic de 2005.