Chiara Galligani se estrena en El Corso con un reportaje sobre la visión de la mujer en el arte a través de la exposición ‘Identidad femenina’ que se expone en el IVAM valenciano hasta el 1 de septiembre.

Según las crónicas de Plinio el Viejo en su Historia Natural, la pintura fue una invención femenina de la vieja Grecia cuando la joven hija del alfarero Butades Sicyonius trazó sobre un muro el contorno de la sombra del rostro de su amado al partir para lejanas tierras. Con estas palabras Consuelo Ciscar Casaban, directora del IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno) empieza su disertación sobre la exposición ‘Identidad Femenina’, que reúne 63 obras de 49 mujeres artistas del siglo XX-XXI, españolas e internacionales, que forman parte de la colección del museo.

La muestra, que llega a Valencia después haber transitado por importantes museos de Latinoamérica como el Memorial de América latina de Sao Paulo (Brasil), el Museo de Arte Moderno de Fortaleza (Brasil), el Museo de Arte Moderno de Bogotá (Colombia), el Museo de Arte Contemporáneo de Santiago (Chile), el Museo Nacional de Artes Visuales de Montevideo (Uruguay), el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (Argentina), y el Centro Cultural Parque de España de Rosario (Argentina), cuenta con la colaboración de Acción Cultural Española, AC/E y está apoyada por Woman Together, organización ligada a Naciones Unidas creada para fomentar los Objetivos del Milenio, en concreto los que quedan bajo la definición de Mujer y Desarrollo.

A pesar de que, creyendo a las palabras de Plinio el Viejo, fue una mujer quien inventó la pintura, no son muchas las mujeres artistas que se hicieron famosas antes de la mitad del siglo XX o aun más allá. Una de las pocas que la historia del arte recuerda fue, por ejemplo, la italiana Artemisia Gentileschi (1593 –1653), primera mujer admitida por la Academia de Bellas Artes de Florencia. Tenemos que esperar hasta la mitad de 1900 porqué una artista, la grande pintora mexicana Frida Kahlo, obtuviese cierto éxito, y aun así, lo obtuvo en buena parte después de su prematura muerte. Lo que esta exposición quiere lograr es recordar y dar voz a algunas mujeres que con sus obras han contribuido, y siguen contribuyendo, a enriquecer el panorama artístico de los siglos XX y XXI, presentando obras fotográficas, pinturas y esculturas, la mayoría de las cuales son de artistas contemporáneas.

‘Sueño de amor nº28’ (Grete Stern) y ‘Alberto y Alfredo son gemelos’ (Ouka Lele)

Una de las artistas más conocidas cuya obra aparece en las salas del IVAM es la fotógrafa estadunidense Diane Arbus, famosa sobretodo por su interés en retratar los que, entonces, se definían “monstruos”: enanos, hermafroditas, gigantes, transexuales, revolucionando el concepto de fotografía. En Identidad Femenina se puede apreciar su obra Two boys smoking in Central Park (1963).

Otra talentosa mujer, que encanta a los visitantes con Has hecho de mi todo lo que querías (2005), una fotografía collage sobre madera, es la valenciana Carmen Calvo, que juega hábilmente tanto con fotografías retocadas como con instalaciones tridimensionales o lienzos de collages hechos con barro cocido, algunas de las cuales impactantes y subversivas, principalmente alrededor del mundo y de los dolores de la mujer.

Recordamos también la presencia de Grete Stern (1904-1999), con la fotografía Sueño n.28: Amor sin ilusión (1951). Nacida en Alemania, obligada a escaparse de su país tras la toma del poder por parte de Hitler, siendo de origen judío y por su ideología de izquierda, se refugió en Argentina; alumna de la Escuela de la Bauhaus, se convirtió en diseñadora y fotógrafa. Sus obras, que tienen un carácter onírico y una ejecución que se acerca al surrealismo, intentan expresar el espíritu femenino y muestran con claridad su impronta vanguardista. Se destacan por su gran sensibilidad, tal como sus retratos, sus imágenes documentales, sus reportajes urbanos sobre Buenos Aires o sobre los últimos indígenas argentinos.

‘Abstract nº2’ (Lee Krasner)

El recorrido por el mundo del arte femenino no se detiene con estos pocos ejemplos. Los visitantes pueden admirar también obras de Anni Albers, Ida Barbarigo, Mónica Capucho, Elena de Rivero, Sonia Delaunay, Juana Francés, Katharina Fritsch, Chus Gracia Frailes, Cristina García Rodero, Jacinta Gil, Susy Gómez, Roberta González, Natuka Honrubia, Cristina Iglesias, Linda Karshan, Germaine Krull, Carmen Laffon, Eva Lootz, Ariane López-Huici, Cristina Lucas, Ángeles Marco, Blanca Muñoz, Natividad Navalón, Aurélie Nemours, Ouka Leele, Vanesa Pastor, Ana Peters, Esther Pizarro, Ana Sério, Soledad Sevilla, Cindy Sherman, Laurie Simmons, Susana Solano, Mar Solís, Sue Williams.

Son artistas españolas alemanas, italianas, francesas, estadunidenses, conocidas o menos, artistas plásticas o fotógrafas, acomunadas por la gana de expresar su alma, su potencial, su talento, en una palabra, su identidad, en un mundo que durante milenios ha sido dominado por hombres.

‘De madres a hijas’ (Natividad Navalón) y ‘Has hecho de mí todo lo que querías’ (Carmen Calvo)