El pasado festival de Angulema (Francia) dio sus premios, considerados como la máxima distinción en el mundo del cómic (y muy apreciados incluso en EEUU, donde tienen sus propios galardones míticos, como el Premio Eisner), y coronó a Jean-Claude Denis, autor de la saga de Luc Leroi en los años 80 o de ‘Quelques mois à l’Amélie’. Al ganarlo se convertirá en miembro del jurado el año que viene.

En 2013 la cita de Angulema cumplirá 50 años y se prepara algo grande. Mientras tanto, este año fijó la atención en la casi inagotable cantera francófona del cómic. A Denis le premiaron autores como el americano Art Spiegelman (autor de ‘Maus’, premio Pulitzer en 1992), que también se fijaron en otro francófono para el galardón al mejor álbum: Guy Delisle y sus ‘Crónicas de Jerusalén’. Conocido por su cómic ‘Pyongyang’, que le confirmó como uno de los puntales de las viñetas de no ficción junto al propio Spiegelman y Joe Sacco, Delisle narra en esta nueva obra, en forma de diario ilustrado, su estancia en la ciudad de las tres religiones.

Guy Delisle y Jean-Claude Denis

El premio especial del jurado fue para el estadounidense Jim Woodring y su nueva entrega del bípedo Frank. Entre las categorías inferiores, el premio Fnac recayó sobre Portugal, la autobiografía visual del luso Cyril Pedrosa. Como autor revelación fue distinguido Gilles Rochier por su ‘T.M.L.P.’ (‘Tu madre la puta’), que narra las historias de una pandilla adolescente por la ciudad. España se fue de vacío, pero había sido el país invitado en esta edición.