Lanzac, un antiguo miembro del Gobierno francés y del ministerio dirigido por Dominique de Villepin, se pasa al lado oscuro del cómic político para retratar con mucha mala uva y acidez los problemas de este político-estrella que, de hecho, se estrelló contra Nicolás Sarkozy. En ‘Quay D’Orsay 1’ (Norma Editorial) aparece 

Arthur Vlaminck, un prometedor político de izquierdas francés ocupado en escribir una tesis para la que nunca tiene tiempo. Un día, su vida da un giro completo cuando es contratado por el ministro de derechas Alexandre Taillard de Vorms para trabajar en el Quai d’Orsay, el Ministerio de Asuntos Exteriores, como responsable de los discursos. Un puesto tan complejo como desagradecido, y que le llevará a descubrir los trapos sucios del mundo de la política.