Un año y apenas dos meses ha durado Anton Reixa al mando de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), que no gana ni para sustos ni para problemas en los últimos años.