Country alternativo y rock unidos en la banda The Jayhawks que actuará este verano en España para cuatro conciertos que recopilan lo mejor de sus tres discos más famosos. 

The Jayhawks volverá a España este verano para ofrecer cuatro recitales centrados en las canciones de sus discos ‘Sound of Lies’ (1997), ‘Smile’ (2000) y ‘Rainy Day Music’ (2003). La formación al completo regresa con Karen Grotberg, Gary Louris, Kraig Johnson, Timo O’Reagan y Marc Perlman. Los conciertos serán en Riaza (Segovia, 12 de julio en Huercasa Country Festival), Barcelona (14 de julio en Apolo), Valencia (15 de julio en Loco Club) y el Festival PortAmérica (17 de julio en Nigrán, Pontevedra).

Como muchas otras bandas de los últimos años, The Jayhawks regresa para publicar material adicional  de esos álbumes de gran éxito en EEUU; y nuevo material implica una nueva gira que acompañe al marketing del contenido. Así nacieron estas tres reediciones, a la venta desde el próximo martes 15 de julio, con grabaciones descartadas de estudio, versiones alternativas, nuevas notas y que son el colofón a la completa remasterización del catálogo de la banda durante este año. Los tres discos también saldrán editados el próximo 26 de Agosto en versión doble vinilo deluxe. Vinilos de 180 gramos, con sonido remasterizado que incluirán también bonus tracks.

Es todo un lujo para España poder contar de nuevo con esta banda nacida en 1985 en Minnesotta. En un país como éste, donde los géneros musicales son literalmente arrollados por las dos grandes obsesiones (música latina o indie), donde incluso el hip-hop ha quedado marginado a pesar de tener un buen público, siempre es una suerte que recale una banda que fue clave en el cambio de siglo en el panorama de la música americana de raíz, el country, un universo paralelo donde las mezclas con otros ritmos son continuas a pesar de la imagen arquetípica y algo rancia que transmite más allá de sus límites culturales.

La banda en los años de apogeo

The Jayahwks fue uno de esos experimentos de fusión que tanto bien le hacen a la música y a géneros algo acartonados. Mezclaron el folk americano con el rock o el pop sin demasiados problemas y crearon un sonido propio que les puso en el mismo camino de Neil Young, por ejemplo, pero sin serlo. Letras cuidadas se unían a una buena formación musical y un resultado armonioso que fue un gran éxito en los 90 y principios de siglo gracias a músicos como Mark Olson y Gary Louris (voces y guitarras), a los que se habían añadido Marc Perlman (bajista) y Norm Rogers (batería). El primer álbum no llegaría hasta 1986, homónimo y que daba rienda suelta al selecto club de fans ganado a pulso en las giras por locales pequeños del norte y medio oeste de EEUU.

Después llegaron ‘Blue Earth’ (1987), con Thad Spencer como nuevo batería, y ‘Hollywood Town Hall’ (1992). Después de otros cambios en la batería y de que Louris tuviera una banda paralela con la que llegaría a publicar nuevos discos, llegaría ‘Tomorrow the green grass’ (1995) y el primero de los discos ya sin Mark Olson, que dejó a Louris a los mandos. La parte pop se acentuó y de paso logró atraer a más público. Así nacerían el primero de los discos remasterizados este año, ‘Sound of líes’ (1997). Luego llegaría el segundo golpe en la puerta, ‘Smile’ (2000), otra caja armónica que mezclaba sonidos pop con el folk con gran maestría y que le valdría a la banda sus cotas más altas. Fue el disco en el que se sumó Kraig Johnson y J. Gunderman.

Pero se acercaba el final: en 2003 grabaría su último disco juntos, ‘Rainy Day Music’ (2003), en la que colaboró nada menos que Jakob Dylan, el “hijísimo” del otro gran bardo del folk americano e icono nacional. Poco después, tocada ya la cima, la banda terminó su carrera y se dividió en carreras en solitario que han terminado por reunirse para esta gira y la reedición de nuevo material. El folk y el pop se volverán a dar la mano en el escenario guiñando continuamente a ese country melodioso que tan bien han sabido conservar y hacer madurar más allá de los clichés.

La banda en la actualidad