El arte en Francia durante la Segunda Guerra Mundial, del “adoptado” Picasso a Dubuffet, y una muestra sobre Antonio Tàpies son dos de las exposiciones que se podrán contemplar en el museo Guggenheim Bilbao este nuevo año.

Tras un año 2012 de éxito en el que nuevamente el museo ha superado el millón de visitas, el Guggenheim quiere seguir compitiendo en la estela de la Milla del Arte de Madrid (Prado, Thyssen, Reina Sofía y CosmoCaixa) con cuatro exposiciones temporales y dos más salidas de la colección permanente.

La primera de las presentaciones de fondos propios se abrirá al público el 22 de enero, con dos series del estadounidense Cy Twombly y el alemán Georg Baselitz. Twombly ya fue protagonista en el Guggenheim en 2008 con una exposición suya, y ahora regresa de la mano de Baselitz, que estuvo en 2011 con ‘La Sra Lenin y el Ruiseñor’, una serie de dieciséis lienzos de gran formato por la que el museo pagó 4 millones de euros en 2010. La otra exposición propia se centrará en los años 90 en el arte vasco mediante una selección de obras a cargo de Juan Muñoz, Miquel Navarro, Cristina Iglesias, Miquel Barceló o Susana Solano, entre otros. Será para finales de 2013.

La primera gran exposición temporal llegará en primavera, bajo el título ‘El arte en guerra. Francia 1938-1947: de Picasso a Dubuffet’, una muestra que propone un recorrido por la producción artística en Francia en el entorno de la Segunda Guerra Mundial, a través de más de 400 obras de unos 120 artistas, entre los que se encuentran Pablo Picasso, Henri Matisse, Pierre Bonnard, Marc Chagall, Vasily Kandinsky, Jean Fautrier, o Alberto Giacometti.

Conviviendo con la anterior, en los meses de verano, ‘Barroco Intenso. De Cattelan a Zurbarán’ reunirá obras del barroco de autores como Pieter Aertsen, Valentin de Boulogne o Jacob Jordaens, y de artistas contemporáneos como Nathalie Djurberg, Maurizio Cattelan y Oscar Tuazon. Será organizada en colaboración con la Kunsthaus de Zürich.

En el otoño, se presentará una exposición que mostrará, siguiendo un criterio cronológico, la obra de Antoni Tàpies, con una selección de su producción artística desde los años sesenta hasta 2002. De esta manera, el museo Guggenheim Bilbao rinde homenaje al recientemente fallecido artista catalán.