Nueva novela de Hercules Poirot más de 38 años después de su muerte literaria en ‘Telón’, cuando Agatha Christie decidió bajarlo para uno de sus personajes preferidos.

Septiembre de 2013, en El Corso publicábamos que Hercules Poirot ya tenía todo previsto para resucitar de la mano de otra escritora que recogiera el testigo de Christie, Sophie Hannah, fan de la autora británica y que tiene su propia larga carrera literaria como novelista de género negro. Ahora ya está lista: ‘Los crímenes del monograma’ (Espasa) aparecerá el próximo 9 de septiembre en 30 idiomas y cincuenta países, uno de los mayores lanzamientos editoriales conocidos y desde luego una apuesta muy fuerte para que la señora Christie “resucite” en espíritu, que no formalmente. Es la primera secuela autorizada.

Harper Collins, la editorial que tiene los derechos de la obra de Agatha Christie, decidió que tenía que exprimir un mito tan manoseado e imitado que ya es un cliché: pero dándole nuevos bríos. Y nada mejor que otra mujer de su nuevo tiempo para hacerlo. La elegida fue Sophie Hannah, superventas de género negro que recupera al detective belga creado por la escritora inglesa. Un apunte de lo titánico de la labor de seguir con el legado de la señora Christie: ella solita ha vendido hasta la fecha 2.000 millones de copias de cualquiera de sus obras, la mitad de ellas en inglés. Siempre según datos de sus herederos y editorial.

De una británica a otra, de una maestra a su fan número uno, como ella misma confesó: “Las novelas de Poirot fueron las primeras que leí. Las he leído todas […]. Desde mi punto de vista, la idea de trama particular que había tenido, podía verla como Poirot, totalmente” confesó a la agencia Reuters cuando se hizo pública la noticia y la familia y herederos de Christie dieron el visto bueno. A fin de cuentas Hannah es de las mayores devotas públicas sobre la gran autora inglesa que dio lustre al género detectivesco durante años con múltiples personajes, como Poirot, pero también Miss Marple. Poirot ha sido interpretado tanto en la televisión como en el cine por varios actores, como Albert Finney, David Suchet, Peter Ustinov, Ian Holm, Tony Randall o Alfred Molina.

Agatha-Christie-y-Sophie-Hannah-e1378314168647

Agatha Christie y Sophie Hannah

La historia de Hannah transcurre en la “edad de oro” del periodo de Entreguerras, base de gran parte de toda la literatura del género negro de corte clásico; a un lado del Atlántico estaba ella, pero al otro también estaban Chandler y compañía. Todo sucede durante 1929, antes de que Christie publicara nada, y recrea al detective más que revivirlo después de su muerte literaria. El personaje no cambia: afrancesado, educado, elegante, vanidoso, metódico y romántico, y solterón maduro empedernido. Se enfrenta a un triple asesinato con idénticas características: un gemelo en la boca, una habitación de hotel cerrada y un nuevo personaje, un detective de Scotland Yard que es quien se encarga de narrar la historia para el lector. Hannah le ha añadido con una premisa: cierto toque de humor que no era precisamente el fuerte de Christie.

Sophie Hannah (Manchester, 1971) es una reconocida autora de novelas de suspense psicológico. Su obra incluye también el cuento, los libros infantiles y una poesía que se estudia en los colegios británicos. Ha recibido el Premio Daphne du Maurier y ha sido nominada al International IMPAC Dublin Literary Award.

Agatha Mary Clarissa Miller (1890-1976) fue una de las mayores escritoras de la Historia, una de las primeras en ser totalmente reconocida por el mundo editorial y literario y madre de todo un género en su versión más elegante, la del policiaco británico clásico. Es una de las autoras más vendidas de todos los tiempos, con miles de millones de ejemplares vendidos en los últimos cien años. Sólo Shakespeare la supera en lengua inglesa. Escribió 79 novelas además de muchos cuentos y relatos cortos, además de obras de teatro, entre ellas ‘La ratonera’, una de las más veces representada en toda la Historia. Es también una de las que más traducciones ha tenido, a casi todas las lenguas nacionales conocidas. Dos de sus mayores personajes fueron Miss Marple y Hercules Poirot, una jubilada inglesa y un detective belga que tienen la misma característica, la astucia, la ironía y la elegancia y educación sumas en su comportamiento en contraposición con el cinismo, la brutalidad y la emoción descarnada de los autores norteamericanos del género.