‘La casa fantasmal’ reúne en una gran exposición retrospectiva en el MACBA barcelonés nueve series fotográficas producidas por Ahlam Shibli (Palestina, 1970) durante la última década. A través de una estética documental, la obra de esta fotógrafa describe las implicaciones contradictorias de la noción de hogar.

La obra, que se expondrá hasta el 28 de abril, aborda tanto la pérdida del hogar como las restricciones que la idea de hogar impone en aquellos individuos y grupos marcados por políticas represivas de la identidad. Algunos ejemplos de lugares donde encontramos esta problemática incluyen los territorios ocupados de Palestina; los monumentos conmemorativos de la resistencia francesa contra los nazis y los que recuerdan las guerras coloniales francesas contra pueblos que reclamaban su propia independencia; los cuerpos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales en las sociedades orientales; y las comunidades de niños que crecen en orfanatos polacos.

La última de las series fotográficas de Ahlam Shibli, ‘Death’, concebida específicamente para esta retrospectiva, muestra los intentos de la sociedad palestina por retener la presencia de quienes han perdido la vida a causa de la ocupación. 

’La casa fantasmal’ sintetiza las investigaciones de Ahlam Shibli en torno a tres maneras de entender el término “casa”.

‘Sin título’ (Serie ‘Death’)

El primer grupo muestra las series tituladas Eastern LGBT (2004/2006) y ‘Dom Dziecka. The house starves when you are away’ (2008). Si bien el cuerpo se considera la primera casa del ser humano, también aparece como el primer objetivo de las políticas represivas de la identidad. Una segunda agrupación está integrada por trabajos más recientes: ‘Trackers’ (2005), ‘Trauma’ (2008-2009) y ‘Death’ (2011-2012). La secuencia de estas series permite describir un conflicto de carácter colonial que no se circunscribe únicamente a los territorios palestinos.

Y el tercer grupo de obras incluye series fotográficas que denuncian el proceso de desposesión de tierras sufrido por los palestinos. ‘Goter’ (2002-2003), ‘Arab al-Sbaih’ (2007) y ‘The Valley’ (2007-2008) conforman un testimonio complejo de la cuasihumanidad mediante una reflexión crítica sobre el procedimiento fotográfico. Las imágenes de Shibli a menudo muestran a las personas como siluetas borrosas o con el rostro cubierto. De ahí que su fotografía rechace la obsesión histórica del medio por conseguir la evidencia a toda costa. Sus fotos no pretenden explicar el conflicto, sino que contemplan el conflicto para luchar contra ideas preconcebidas.