Durante los siglos XVI y XVII proliferaron en Europa los gabinetes de curiosidades o de las maravillas. Se recopilaban en ellos objetos fabulosos. 

Teatro de anatomía (RMS El Espacio desde el 4 de febrero) quiere, siguiendo el modelo de los gabinetes de curiosidades y el Micro-Salon de Iris Clert y a partir de los artistas y las obras incluidos, dibujar un mapa de quién ha sido, es y quizás será RMS, La Asociación, un particular autorretrato a través de los demás.

Los objetos componían particulares microcosmos en categorías genéricas –Naturalia, mundo mineral, vegetal y animal; Artificialia, hecho por el hombre, Exotica, proveniente de lugares lejanos, y Scientifica, que agrupaba los instrumentos científicos-, cuyo objetivo era penetrar en los secretos íntimos de una realidad incierta, aprehender los procesos de creación del mundo a través de sus maravillas.

Si bien los gabinetes son un precedente de los museos tal y como los conocemos ahora, los primeros no poseían el carácter sistemático con que el enciclopedismo dotaría a estos. Como colecciones privadas que eran, se distinguían por la variedad de sus objetos, que producen una narración única, y por su relación particular con su propietario, que se permitía experimentar en la intimidad de los mismos con dichas narraciones y con aquel que era invitado para su contemplación. El coleccionista establecía un espacio distinto y una relación nueva con los objetos, sujetos a una narración explícitamente subjetiva.

RMS, El Espacio


C/ Antonio Pirala, 17
28017 – MADRID

De 19.30 a 22.00 horas.