Otro mundo que se viene abajo: el de las salas de cine, con más de un siglo de historia, todo un negocio que hace aguas por todos lados y que en España ya tiene menos de 700 salas para más de 45 millones de personas.