David Safier se ha atrevido con el humor made in Germany: la peregrinación de una vaca frustrada y visionaria hacia la India.