Grijalbo incide un poco más en la novela histórica europea con ‘El Sol bajo la seda’, de Éric Marchal.