Para la inmensa mayoría no tendrá importancia, pero el ser humano, desde hoy, está más cerca de conocer el origen de la materia en el universo gracias a los indicios sobre el bosón de Higgs.