Han pasado 50 años de su muerte y tanto Alemania como toda Europa le recuerdan como uno de los más importantes autores de la Historia, el verdadero gran maestro alemán, todo espíritu y humanismo.