La semidesconocida para el gran público Real Academia de San Fernando hace un guiño a la capacidad de Francisco de Goya para proyectarse hacia el futuro a través de la obra de Lorenzo Goñi.