Tana French publica la novela negra ‘Faithful Place’ (RBA), homenaje a la “imperfección de la ciudad irlandesa y del ser humano”; es decir, Dublín por encima de todo, la patria de Joyce, Wilde, Shaw o Beckett, tierra de escritores.