La exposición ‘David Hockney: 82 retratos y 1 bodegón’ estará en el Museo Guggenheim Bilbao del 10 de noviembre de 2017 al 25 de febrero de 2018. Exposición organizada por la Royal Academy of Arts, Londres, en colaboración con el museo bilbaíno.

Tras la exposición de paisajes monumentales que el Museo Guggenheim ofreció en 2012, Hockney se alejó de la pintura y de su Yorkshire natal para regresar a Los Ángeles. Poco a poco retomó la pausada contemplación del retrato, que comenzó con la representación del jefe de su estudio. Durante los meses siguientes, se vio totalmente inmerso en este género, lo que le llevó a invitar a personas de diversas esferas de la vida a posar para él en su taller. Estos personajes (amigos, familiares y conocidos) son gente de su estudio, otros artistas, curators y galeristas, como John Baldessari o Larry Gagosian.

Todos los cuadros presentan las mismas dimensiones, muestran al modelo en la misma silla y ante el mismo fondo de color azul brillante, y todos ellos fueron pintados en el transcurso de tres días. Sin embargo, la maestría de Hockney con la pintura permite a las diferentes personas surgir del lienzo con una cálida inmediatez. Esta exposición presenta retratos de David Hockney realizados con un renovado vigor creativo. Ello le permite ofrecer una instantánea íntima del mundo del arte de Los Ángeles y de la gente que se ha cruzado en el camino del artista en los últimos años.

Con esta serie, Hockney reivindica el género pictórico del retrato, que lleva cultivando más de seis décadas. Considera que la pintura permite condensar el tiempo en la obra artística y así reflejar la enorme riqueza que poseen cada rostro y cada figura. A los más de ochenta retratos de personas de su círculo personal, Hockney añade un único bodegón, que sirve para revalorizar otro género tradicional de la pintura: la naturaleza muerta.

Todas las obras han sido realizadas en el mismo formato y fondo neutro, en una silla tapizada en blanco ubicada sobre una plataforma. El artista dedicó una media de tres días a pintar al acrílico cada uno de los retratos, con sesiones de hasta siete horas diarias. De la intensidad de este proceso, que tiene lugar en completo silencio, dan fe algunos de los retratados, que han llegado a decir que la mirada del artista es tan penetrante que se dirige al centro del alma.

Junto con la exposición sobre David Hockney que verá la luz el próximo 11 de noviembre La Fábrica publicará ‘82 retratos y 1 bodegón’, también en colaboración con el Museo Guggenheim. Este grupo de pinturas creadas recientemente por el reconocido artista británico David Hockney es recreado en más de 120 imágenes, el ensayo de Tim Barringer y la conversación entre Hockney y Edith Devaney.