Noticias - Página 506 de 531 - El Corso | Revista Cultural Online

Noticias

‘Melancolía y Paranoia’ de Fernando Colina

portadilla 3

El nuevo libro del psicoanalista Fernando Colina (publicado por Síntesis, 17 euros) es un ensayo de psicopatología en el que la locura es analizada a partir de dos ejes o trayectorias transversales, la melancolía y la paranoia. Desde este punto de vista, el eje melancólico hermana la tristeza y los tropiezos del deseo del hombre corriente con la desolación, el autodesprecio y la tristeza infinita del melancólico; en el eje paranoico, la desconfianza, la interpretación y la sensación de ser perjudicado constituyen formas comunes de existencia, en cuyo extremo se sitúa el delirio paranoico. La locura, el deseo, la melancolía y el lenguaje son los cimientos en los que se asienta la obra de Colina. Anteriormente ha publicado ‘Escritos psicóticos’ (1996), ‘El saber delirante’ (2001) y ‘Deseo sobre deseo’ (2006).

Colina, entrevistado por la Revista Enclave:


La Nasa pone los ojos en Júpiter

portadilla jupiterina

Esta semana pondrá en órbita una sonda que explorará la estructura del planeta más grande del sistema solar, Juno, alimentada por energía sola y que estará lista para despegar desde mañana viernes desde la base de Cabo Cañaveral con destino a Júpiter, aunque dependerá de la trayectoria de la tormenta tropical Emily, que podría obligar a cambiar los planes. El tiempo límite para despegar es el 26 de agosto.

Se estima que Juno se podrá en órbita el 4 de julio de 2016deberá recorrer 2800 millones de kilómetros. Tendrá dos años de viaje inicial y luego se acercará nuevamente a la Tierra para tomar el impulso gravitatorio necesario para llegar a Júpiter, explicó la NASA. Estará a 48 minutos y 19 segundos luz, que es el tiempo que tardarán en llegar las señales de la sonda a las antenas terrestres. La misión tendrá como objetivo investigar la estructura interna de Júpiter, su composición y circulación atmosférica y determinar si posee un núcleo sólido o si se trata solamente de un bola gaseosa hecha de hidrógeno y helio. De ser así, se buscaría comprobar la hipótesis de que Júpiter se trató en verdad de una estrella.

Al llegar a Júpiter, la sonda Juno se pondrá en órbita polar y pasará sobre los polos cada 11 días. Como se acercará a la capa superior de las nubes para medir los campos magnéticos y gravitatorios, recibirá una intensa radiación que limitará la vida útil de los equipos. Por eso, la misión durará sólo un año una vez que llegue a Júpiter. Luego se autodestruirá para evitar que se estrelle contra alguna de las lunas del planeta, interesantes para buscar huellas de vida extraterrestre.

Películas españolas en el Festival de San Sebastián

portadilla 2

Tres películas españolas, dirigidas por Enrique Urbizu, Isaki Lacuesta y Benito Zambrano, competirán por la Concha de Oro en la Sección Oficial del 59ª Festival Internacional de Cine de San Sebastián, que se celebrará del 16 al 24 de septiembre. La organización informó de que en la sección oficial estarán esos tres directores con ‘No habrá paz para los malvados’, ‘Los pasos dobles’ y ‘La voz dormida’ respectivamente, además de otras doce películas españolas. La Sección Oficial incluirá además la proyección, fuera de concurso, del documental ‘Bertsolari’ de Asier Altuna, así como la premiere europea de ‘Intruders’ de Juan Carlos Fresnadillo que, según anunció recientemente el Zinemaldia, se pasará en la gala inaugural.

‘No habrá paz para los malvados’, de Urbizu, es un thriller con todo el espíritu del mejor cine negro protagonizado por José Coronado, Rodolfo Sancho, Helena Miquel y Juanjo Artero. También se presenta a concurso ‘Los pasos dobles’, cinta con la que Isaki Lacuesta regresa a la Sección Oficial, en la que ya participó con ‘Los condenados’ (2009), que fue Premio Fipresci de la crítica, y a la que retorna con una nueva ficción inspirada en la biografía novelesca del pintor y escritor francés François Augiéras, quien cubrió de pinturas un búnker militar en el desierto.

Benito Zambrano firma la tercera película española que opta a la Concha de Oro, ‘La voz dormida’, una adaptación de la novela homónima de Dulce Chacón, protagonizada por Inma Cuesta, María León, Marc Clotet y Daniel Holguín, que narra una conmovedora historia de dos hermanas en la Guerra Civil.

En la sección Zabaltegi, dentro del apartado ‘Nuevos Directores’ se han programado tres filmes españoles: la película de animación ‘Arrugas’ de Ignacio Ferreras, sobre una residencia de ancianos; el documental ‘Tralas luces’ en el que Sandra Sánchez sigue la vida nómada de una familia de feriantes de autos de choque, y ‘Urte berri on, amona!’, primer largometraje en solitario de Telmo Esnal, en el que relata, con humor negro, las desventuras de un matrimonio que tiene que hacerse cargo de la anciana madre de la esposa.

Por último, dentro de Zabaltegi-Especiales se incluyen siete películas españolas: ‘Madrid, 1987’ de David Trueba, que traza un retrato de la transición española a través de la relación entre un escéptico escritor y una joven estudiante; la comedia romántica ‘Extraterrestre’ de Nacho Vigalondo, y ‘El cuaderno de barro’ de Isaki Lacuesta, concebida en colaboración con el pintor Miquel Barceló.

Más de cien mentiras de Sabina

portadilla 1

Arrancaron ya los ensayos del musical ‘Más de 100 mentiras’, desde este inicio de agosto hasta el 6 de octubre, día del estreno en el Teatro Rialto de Madrid. El musical, basado en las canciones de Joaquín Sabina y los personajes nacidos en ellas, está dirigido por David Serrano.

‘Más de 100 mentiras’ cuenta con un guión original de David Serrano, Fernando Castets y Diego San José, y con la dirección musical de Pancho Varona, David Serrano, Jose María Cámara y Daniel García, bajo la supervisión del propio Joaquín Sabina.

El elenco está encabezado por Juan Pablo Di Pace, Álex Barahona, Guadalupe Lancho, Víctor Massán, Diego Paris, Juan Carlos Martín, Felipe García Vélez, Marta Capel, Toni Viñals, Jaime Zataraín y Silvia Álvarez, según informa la productora. Les acompañarán Gerard Mínguez, Marta Torres, Toni Espinosa, Mónica Domínguez, Jaime Soriano, Elena Mora, Lluis Burch ‘Lucho’, Kristina Alonso, José Manuel Villalba, Lorena de Orte, Joaquín Fernández, Michelle Marier, Dani Tatay, Carolina Santos y Fabricio Viera.

James Castle

portadilla 5

Aunque recientemente ya hablamos de su exposición veraniega en el Reina Sofía, recuperamos a este gran autor “salvaje” que más de una vez expuso en establos. Siempre al margen de todo.

Fechas: 18 de mayo – 5 de septiembre de 2011

Lugar: Edificio Sabatini, Planta 3

Comisariado: Lynne Cooke

Organización: Museo Reina Sofía

Nacido en el estado de Idaho (1899-1977), James Castle vivió al margen del mundo del arte: su producción artística, concentrada en dibujos con saliva y hollín, construcciones de cartulinas coloreadas adheridas con cuerdas y libros realizados a mano no poseen título, ni fecha, ni indicación que revele cronología alguna. La incógnita que supone esta técnica heterodoxa y la alteración de las herramientas de clasificación artística, queda subrayada por el hecho de que nunca concedió ninguna entrevista ni realizó comentario alguno que aclarara su obra.

La enorme producción artística de Castle fue conservada gracias a su cuidadosa y obsesiva perseverancia, lo cual no deja de resultar extraño en un artista que nunca demostró especial querencia por el mundo del arte profesional. Su reconocimiento se produjo ya en los noventa de la mano de nociones como arte marginal, las cuales potenciaban lo biográfico por encima de las cualidades propias de su obra. Su personalidad, su sordera y el hecho de que fuera prácticamente analfabeto fueron factores importantes que intervinieron en la atención que generó como artista salvaje-naïve de mediados del siglo XX. Sin embargo, su obra refleja un especial interés por las posibilidades de la representación visual contemporánea: su tendencia hacia la esquematización y el diseño de sus dibujos, la dimensión siniestra de sus objetos tan cotidianos y foráneos al mismo tiempo, o el interés por representar fragmentos arquitectónicos como si se trataran de proyecciones del organismo humano revelan unas cualidades alternativas al régimen visual de la segunda mitad del siglo XX.

Del mismo modo, una de las cualidades más importantes en la obra de Castle era la presentación que él mismo hacía de sus obra en espacios improvisados, como graneros abandonados, donde distribuía las obras con informal organización para la visita de familiares e invitados. La disposición de las obras en espacios familiares también eran objeto de algunos de sus dibujos gracias a los cuales se refleja que la teatralidad de la representación visual era un asunto de extrema importancia en su obra, algo en lo que curiosamente coincidía con los intereses de las tendencias más avanzadas del momento como el minimalismo.

El Nueva York de Alfonso Armada

portadilla 2 19-26-22

Recuperamos uno de los mejores reportajes, atemporales como debe ser con cualquier libro, publicados por nuestra revista y con la mano de uno de nuestros colaboradores. Largo, pero de los mejores.

Por José Ángel Sanz

Es ‘En el Camino’ donde dice Ke­rouac: “De repen­te me encontré a mí mismo en Times Square”. Alfonso Armada dio consigo mismo muchas veces en Nue­va York. Ése era su trabajo, si es que, definitivamente, la literatura es un montón de mentiras que al final dicen la verdad. Armada fue siete años corresponsal allí. Diccionario de Nueva York es su crónica de una ciudad casi engullida por sus propios mitos, ebria de sí misma, excesiva y riguro­sa, una ciudad que son todas y a la vez ninguna, virgen y puta, proyección y mito. Un tratado que recoge fechas y nombres y apila costumbres, ritos, historia y nombres pro­pios. La estruendosa nómina de vida entre el subterráneo metro y todos los ojos puestos en el vacío que viajan en su vientre y las elevadas cumbres del Empire State y el Edificio Chrysler.

Armada edifica una atronadora mole de anécdotas en el filo de la autoconfesión y la obligada revisión de lo que encontraron Lorca, Faulkner, Glucksmann, Capote, Tom Wolfe, Henry Roth, Vila-Matas, Eduardo Lago, Gaspar Tato Cumming. Describe a 1001 atribulados neoyorqui­nos, desde la clase privilegia­da que picotea aburrida con gesto desdeñoso en Tiffany’s hasta los homeless que sólo soportan las noches de in­vierno a la intemperie porque duermen encima de las salidas de vapor de las alcantarillas. Todo en Nueva York es vie­jo y al mismo tiempo pueril.

Asombroso y a la vez esperado. La vida, y el asombro, esperan en el transbordador de Staten Island, pero también en la portada del ‘New York Times’ (“lo leí a diario como una Bi­blia pagana”). En el próximo taxi (“los conductores vienen desde muchos lugares: Costa de Marfil, Bangladesh, Kaza­jstán, Nueva Jersey”) o a las puertas del Madison Square Garden. En el puente de Bro­oklyn, en el hall del Waldorf Astoria o del Chelsea Hotel o en Central Station, donde bulle el magma de una po­blación de ocho millones de voces que late en los cinco barrios: Bronx, Queens, Sta­ten Island, Brooklyn y Man­hattan. ¿El 11 de septiembre? Su sombra reposa en muchas páginas. La cicatriz de la zona cero es imborrable, pero quizá los neoyorquinos, hayan ve­nido de donde hayan venido hasta orillas del Hudson, nun­ca estuvieron tan orgullosos de pertenecer a un lugar que se vive como un talismán que nadie quiere añorar. Armada sabe que el cinismo disminuye el dolor, pero incapacita para el placer. La ciudad también.

El día que la selección españo­la de fútbol ganó el campeo­nato del mundo, el primero de su historia, el Empire State anocheció con los colores de la bandera rojigualda flan­queando su coronilla. Incluso en un país ajeno al deporte de masas en Europa, Manhattan y, por extensión la ciudad que lo cobija, es consciente de su lugar en el mundo. De su co­losal peso simbólico. Como admite el propio autor, quizá Nueva York sea algo parecido al copo de nieve del que habla Cormac McCarthy cuando escribe sobre el lobo. Cuando lo atrapas, lo pierdes. Por eso los guías, los experimentados sherpas se cotizan tanto ante una urbe entre el futuro po­sible y la medida de nuestros sueños. Por eso este libro es tan valioso.

La cruzada de los niños de Brecht pasa a la ilustración

portadilla 4

Fusión entre la literatura, la poesía y el cómic. La editorial El Jinete Azul consigue en ‘La cruzada de los niños’ un maridaje perfecto entre el drama y la sobriedad aunando el poema de Bertolt Brecht y las ilustraciones de Carme Solé. Con cuarenta páginas y un precio de 18 euros, esta obra recupera toda su fuerza poética a partir de la obra de Brecht fechada en 1939, y que en manos de la pintora no aplasta la letra por la imagen.

El alemán cuenta en este largo poema narrativo la historia de un perro y 55 niños (de diferentes clases sociales, razas y religiones) que emprenden una huida sin final. Escapan de la guerra, de la ocupación nazi de Polonia, de fantasmas, del hambre… Tristeza, historia y realidad con un lirismo marca de fábrica de uno de los grandes escritores del siglo XX, rebelde contra el fascismo desde el principio. Todo marcada por el omnipresente blanco y negro que le dan una fuerza todavía mayor al contenido. “Fue en Polonia, el treinta y nueve, / donde una invasión sangrienta / convirtió en agreste tierra / muchas de sus ciudades y aldeas…”.

Ebrovision 2011

portadilla 1

El festival de música indie de Miranda de Ebro cumple una década y once ediciones, todo un logro en estos tiempos. En cabeza The View y Xoel Deluxe, además de Delorean, Maga, Pony Bravo, y los Wellingtongs son otros de los nombres en los que los espectadores pondrán mayor interés. Las entradas para los días 15, 16 y 17 de septiembre se consiguen en Ticketmaster y hasta el 31 de julio se abrió una oferta mediante la que por cuarenta euros accedes al recinto las tres jornadas. Visita también la Web de Ebrovisión 2011

‘El paréntesis’, de Élodie Durand.

portadilla 3

Editorial con nombre que suena a juego, Sins Entido, y una novela gráfica que se sale de lo común por su introspección psicológica, ‘El paréntesis’, de Élodie Durand. Historia autobiográfica de la autora que sufrió siendo joven una enfermedad neurológica que le producía una amnesia progresiva, pero no terminal. A través de los dibujos hechos con posterioridad a medida de la historia y utilizando también algunos dibujos bosquejados por la autora durante la propia enfermedad, crea un gran plano de vida en el que el lector se da de bruces con la angustia e impotencia del enfermo frente a algo así. Una novela gráfica que tiene mucho de exorcismo personal para sacudirse el mal de encima.

Élodie Durand describe la peregrinación entre médicos, hospitales, opiniones que nunca llevaban a ningún lado, tratamientos a veces muy dolorosos… y el gran vacío que deja una cabeza sin memoria, sin recuerdos, donde no es que todo sea nuevo cada día, sino que todo es más oscuro amanecer tras amanecer. Una lectura fácil pero triste, y que sirve para mostrar cómo la enfermedad puede destruir al ser humano. Aunque siempre queda la idea de que la autora lo superó.

Kepa Junkera en Demandafolk

purtadilla

DEMANDAFOLK es un festival no convencional de música tradicional que busca que los asistentes, a la vez que disfrutan de un lugar incomparable como la Sierra de la Demanda de Burgos, conozcan sus tradiciones, su música, gente y costumbres. Entre los invitados, casi obligado, Kepa Junkera, el 6 de agosto (22.00 horas). Y totalmente gratuito. Dirección: Tolbaños de Arriba. Campo de fútbol Las Vegas – Carretera de Tolbaños de abajo a Tolbaños de Arriba.

Cartel:
Viernes 5: Gordobordón
Sábado 6 de agosto: 19 horas, La Tolba, Los Titiriteros de Binéfar, Kepa Junkera, Vallarna, Tom Bombadil.
Domingo 7 de agosto: 12 horas, Los hermanos Cubero.