‘Dios Mío, ¿Pero qué te Hemos Hecho?’ ha llevado al cine a dieciocho millones de europeos, casi dieciséis entre Francia y Alemania.