Jason utiliza su particular estilo, minimalista y lleno de existencialismo, para trazar una nueva obra gráfica de serie negra donde el humor viaja entre las líneas y diálogos.