El iPad mini de Apple, la versión “para la palma de la mano” de su tableta, no va a ser la gran bomba de clientes que esperaba la compañía; habrá más gente comprándola, como siempre, pero su precio ha dejado respirar a sus competidores con sus tabletas, desde Kindle Fire a Samsung o Sony.