EEUU enviará un nuevo robot a Marte en el año 2020 tras los primeros éxitos cosechados por el rover Curiosity, que hace cuatro meses comenzó su andadura para explorar el planeta rojo, informó la Agencia Espacial estadounidense (NASA).

El comunicado de la NASA es claro: “Este anuncio reafirma el compromiso de la agencia para un programa de exploración audaz que cumpla con los objetivos de nuestra exploración científica y humana de nuestro país. Con esta próxima misión, estamos asegurando que EEUU siga siendo líder mundial en la exploración del planeta rojo, mientras se da otro paso significativo hacia el envío de seres humanos allí en la década de 2030”. Lo firmaba el actual administrador de la agencia, Charles Bolden.

La nueva misión incluye la participación del Curiosity y el Opportunity, dos naves espaciales de la NASA, así como del Stipendi, una nave espacial europea actualmente en la órbita de Marte. Y tiene mucha importancia en la preparación de la gran misión tantas veces anhelada, la de enviar seres humanos a Marte en la década de 2030 (igual algo más tarde).

El futuro robot se diseñará en función de los resultados obtenidos por el Curiosity, que aterrizó en Marte de manera exitosa el pasado verano, lo que permitirá reducir costes en la misión y minimizar riesgos. La misión se inscribe en el plan de presupuesto de cinco años que el presidente estadounidense planteó para el ejercicio fiscal 2013, y está supeditada a dotaciones futuras.