El taquillazo del mes, sólo superado en volumen por ‘Jurassic World’, aterriza en España, y es cine de desastres, que ni está muerto ni de fiesta, sólo esperaba su momento para volver a asustarnos. Le acompañan la última película de Melissa McCarthy y mucho cine francés.