Decía el replicante de ‘Blade Runner’ en la escena final del filme que él había viso “cosas que no puedes ni imaginar”; una de ellas ya la han encontrado, un diamante del tamaño de un planeta.