Investigadores de la Universidad de California (UCLA) han desarrollado un nuevo tipo de polímero de células solares (PSC) que produce energía mediante la absorción de la luz infrarroja.