La Comunidad de Madrid presenta la exposición antológica más completa dedicada al fotógrafo mallorquín Toni Catany. La muestra, titulada ‘Toni Catany. Cuando ir era volver’, se presenta en la Sala Canal de Isabel II desde el 16 de noviembre hasta el 15 de enero de 2017 en colaboración con la Fundación Catalunya – La Pedrera y la Fundación Toni Catany, que conserva el archivo y la colección del fotógrafo.

La muestra, comisariada por Alain D’Hooge y Antoni Garau, presenta 140 fotografías, algunas de ellas inéditas para el gran público, y hace un repaso desde sus primeras imágenes de 1967, pasando por una de sus últimas series, Altares profanos de 2009, hasta sus últimos bodegones en 2012. La exposición, pese a tener un evidente carácter retrospectivo, se propone revelar a un Catany diferente de la visión tradicional que la historiografía fotográfica le ha venido otorgando.

Para los comisarios, la vida y la obra de Toni Catany se podrían definir como una incesante sucesión de idas y venidas, entre Llucmajor y Barcelona, entre el Mediterráneo y el resto del mundo, entre el interior y el exterior, entre los proyectos y los recuerdos, entre los procesos fotográficos del pasado, como el calotipo o el heliograbado y las tecnologías actuales, como la polaroid transportada. Para Catany salir de viaje era como volver a encontrarse con uno mismo, un viaje al interior de los temas que le apasionaban: naturalezas muertas, retratos o paisajes urbanos. Todo ello consigue despertar en nosotros un hambre de belleza y de viaje, de la que todo visitante a la muestra podrá disfrutar.

Toni Catany (Llucmajor, Mallorca, 1942 – Barcelona, 2013) es una figura de referencia en el mundo de la fotografía, gracias a una obra de vocación pictórica en la que predominan los temas clásicos como la naturaleza muerta, el desnudo y el paisaje urbano, fotografiados con una sensibilidad y una estética muy personales mediante el uso de técnicas y procedimientos claves en el mundo de la fotografía. Catany realizó más de un centenar de exposiciones individuales, publicó numerosos libros y, entre otros reconocimientos, recibió el título de Chevalier de l’Ordre des Arts et des Lettres, otorgado por el Ministerio de Cultura francés en 1991, y el Premio Nacional de Fotografía concedido por el Ministerio de Cultura en 2001.

Dentro del programa educativo de esta exposición, se han organizado los Encuentros en Canal (miércoles a las 19.00 h.), en los que especialistas en fotografía como Miquel Bezares, Antoni Garau, Olivia María Rubio y Laura Terré ofrecerán charlas explicativas. Además, todos los sábados a las 12.00 se ofrecerán visitas guiadas y los domingos, a la misma hora, los talleres intergeneracionales ‘Viaje de ida y vuelta’. El programa se completa con tertulias fotográficas para público adulto (jueves a las 19.00 h.) y las derivas fotográficas ‘Altar mundano’ (26 de noviembre y 17 de diciembre), una convocatoria abierta para recorrer el barrio y la exposición, cámara en mano,  para captar objetos que evoquen el trabajo más personal y pictorialista de Catany.