vitoria archivos - Página 2 de 2 - El Corso | Revista Cultural Online

All posts tagged vitoria

‘Iconografía’: cómo reconstruir la mitología política cubana 50 años después

Artium de Vitoria presenta ‘Iconocracia. Imagen del poder y poder de las imágenes en la fotografía cubana contemporánea’ (26 de junio – 4 de octubre), una exposición que agrupa, alrededor de la fotografía, a creadores del arte cubano de varias generaciones.

Jazz Vitoria 2014: de Chucho Valdés a Paul Anka

Jazz Vitoria, 38 ediciones y un baluarte del jazz en España que camina en paralelo a la fiebre festivalera de cada verano por las cuatro esquinas del país. 

Vitoria, preparada para recibir lo mejor de la obra de Luis Gordillo

Luis Gordillo

‘Luis Gordillo XXL/XXI’ es la gran exposición que Artium ha preparado sobre este autor contemporáneo a partir del próximo 9 de abril en Vitoria. 

Artium y Vitoria se preparan para 2014

Artium, el principal centro de arte contemporáneo de Vitoria, abre nuevo año y prepara a la capital vasca para presumir de exposiciones. 

“No tocar por favor”, de la prohibición al museo

Captura de pantalla 2013-05-14 a la(s) 19.54.07

Mantener una distancia prudente frente a una obra de arte es un gesto asumido por la gran mayoría de visitantes en un museo; la exposición ‘No tocar, por favor’ en el museo Artium de Vitoria (17 de mayo – 1 de septiembre) parte del minucioso registro de incidencias en las salas de exposición de Artium, recogido por el personal del museo desde su creación en 2002.

Guillem Bayo: cómo lograr que el espectador haga música con máquinas

_MG_4095_copia

Artium, Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo de Vitoria presenta ‘Close Encounters With A S.O.F.A. (Sequencer Oscillator Filter Armchair) (Encuentros cercanos con un S.O.F.A.)’, de Guillem Bayo

Escapada a Vitoria

kjdaskdkjds

Una idea de nuestra sección de Viajes: para el próximo fin de semana, Vitoria.

Por Luis Cadenas

El aire es el que marca las ciudades. La atmósfera que la impregna y que suele proceder de cómo es la sociedad sobre las que se asienta. Vitoria es el ejemplo perfecto de cómo una ciudad media puede convertirse en el espejo en el que mirarse. Enclavada en un cruce de caminos, fue siempre un punto estratégico y apetecible, aprisionada por Roma primero, por los cristianos después. En ese cruce surgió la aldea de Gasteiz, la villa de Vitoria, un modelo de desarrollo urbano de calidad y guía para muchas otras. En ese modelo, que el viajero podrá disfrutar y percibir desde que se baje del tren o el autobús, se unen criterios de cohesión social, habitabilidad, respeto al entorno, accesibilidad, conservación, recuperación del patrimonio y programas de integración y participación social.

Después de Gerona, es la segunda urbe de España con mayor calidad de vida, la ciudad española con más zonas verdes, 42 m² por persona contando el Anillo Verde, y la segunda si sólo se cuentan las áreas verdes dentro de la ciudad con 23,4 m² por persona. Es, también, la pequeña Berlín del norte por el uso de la bicicleta entre los ciudadanos, uno de esos baremos que miden el civismo de los habitantes de una ciuda que dispone igualmente de un fluido servicio de bus urbano y un tranvía que recorre el centro y periferias de la ciudad.

Diseñada siguiendo las reglas de una fortificación, la capital del País Vasco es irónicamente un pedazo más avanzado de Castilla y León, una tierra mestiza donde lo castellano y lo vasco se fusionan para crear algo nuevo con lo que cualquiera podría identificarse: la sombra del nacionalismo con prefijo “eusko” está presente, pero no pasa de un par de palabras, la manía de cantar en coros a todas horas y la gastronomía (Dios os salve, euskaldunes, por haberla inventado). Tiene el equilibrio perfecto entre la riqueza empresarial, la vida comercial y la tranquilidad de una urbe que vista desde el cielo parece una gran flor de piedra y madera: un núcleo medieval abigarrado, rodeado de ensanches decimonónicos y a su vez de cuatro grandes parques (uno interior, el Parque de La Florida, donde se levanta el Parlamento vasco y la mole neogótica de la Catedral de María Inmaculada), como Salburua, Olárizu, el bosque de Armentia y Zabalgana.

El corazón de la ciudad está hecho para gastar suelas, para dejarse llevar y que los tobillos hagan su trabajo, pensada para pararse cada poco a por un corto y un pincho: mejor dicho, “pintxo”. Una parte es ese cerro conquistado por los señores feudales que fundaron la ciudad en esa elevación fortificada. Intramuros quedaron los restos románicos y góticos de la ciudad, modelada de forma radial y que coge la forma de una gran almendra de calles estrechas y desiguales, como capas que se desparraman y que son cortadas longitudinalmente por otras vías. Dentro de ese recinto que es patrimonio histórico, habitado y conservado para su uso, sin una sola casa abandonada. Ésta última se encuentra en el borde mismo del casco histórico, compartiendo espacio con su vecina, la plaza de la Virgen Blanca, donde se levanta el monumento a la batalla de Vitoria de la Guerra de la Independencia.

Más allá de los límites, ya dentro de la zona de la Senda y el Ensanche, la ciudad se puebla de palacetes burgueses y oligárquicos surgidos con la industrialización y que le dan ese aspecto tan típico de las urbes burguesas del norte de España. Fue un siglo XIX que dejó, además del mencionado Ajuria Enea, el palacio Zulueta, la Casa Zuloaga, el Museo de Bellas Artes…, todas construcciones únicas. Mención aparte merece el Artium, el centro de arte vasco y uno de los grandes arcones del arte contemporáneo nacionales. Situado entre el número 26 y el 16 de la larga calle de Francia, es la esencia misma de la modernidad vitoriana: el precio de la entrada la pone el propio visitante, y en sus dos niveles se pueden encontrar esculturas únicas de Juan Muñoz (uno de los grandes de las últimas décadas) o Francesc Torres. Arte, vida y cultura unidas, dos nombres para una misma urbe que es el sueño de todo hombre o mujer con sentido común. Quién pueda, que la disfrute.

INFORMACIÓN:

www.vitoria-gasteiz.org/

(Web official)

http://vitoria-virtual.com/

(Visita virtual)

Número 18 de El Corso

portadajulio2011

Como con cada verano, un par de reportajes con recomendaciones, desde los mejores festivales de jazz de julio y agosto por toda España a cuatro cómics que pueden comprarse tanto en papel como por internet para verlos en el iPad o el eBook.

También volvemos a la novela negra con dos ediciones nuevas de la obra de Dashiell Hammett, viajamos a Vitoria y explicamos uno de los mayores quebraderos de cabeza de la astronomía actual: la basura espacial. Y en cine, ponemos el objetivo en el remake de ‘Los hombres que no amaban a las mujeres’, primera película de la saga Millenium que han hecho en Hollywood. Que lo disfruten.

[issuu layout=http%3A%2F%2Fskin.issuu.com%2Fv%2Fcolor%2Flayout.xml backgroundcolor=61A900 showflipbtn=true documentid=110708120714-5817c89f06b146e3ae998f18be028ce2 docname=el_corso_18_jul_2011 username=elcorso loadinginfotext=El%20Corso%20N%C2%BA%2018]